Derechos Humanos. Historia crítica.

Derechos Humanos. Historia crítica.

El ser humano en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Historia:

1. Antecedentes: Francisco de Vitoria (1483-1546), Justos Títulos:

800px-Vitoria_-_Paseo_Fray_Francisco2.JPG

“Los hombres no nacen esclavos sino libres.

Por derecho natural nadie es superior a los otros.

El niño no existe por razón de otros, sino por razón de sí mismo.

Es mejor renunciar al propio derecho que violentar el ajeno.

Es lícito al hombre, la propiedad privada, pero nadie es propietario que no deba, a veces, compartir sus cosas… y en extrema necesidad, todas las cosas son comunes.

Los dementes perpetuos, que ni tienen, ni hay esperanza de que tengan uso de razón, pueden ser dueños… tienen derechos.

Al condenado a muerte le es lícito huir, porque la libertad se equipara a la vida.

Si el juez, no guardando el orden del derecho, obtuviese a fuerza de tormentos la confesión del reo, no podría condenarlo, porque obrando así no es juez.

No se puede dar muerte a una persona que no ha sido juzgada y condenada,

Toda nación tiene derecho a gobernarse a sí misma y puede aceptar el régimen político que quiera, aún cuando no sea el mejor.

Todo el poder del rey viene de la nación, porque esta es libre desde el principio.

El orbe entero, que en cierta manera constituye una república, tiene poder de dar leyes justas y convenientes a toda la humanidad.

Ninguna guerra es justa, si consta que se sostiene con mayor mal que bien y utilidad de la nación, por más títulos y razones que haya para una guerra justa.

Si al súbdito le consta la injusticia de la guerra, no puede ir a ella, ni aun por mandato del príncipe.

No es el hombre lobo para el hombre, sino nombre.”

 

2. Declaración universal de los derechos del hombre y del ciudadano (1789).

Declaration-des-droits-de-l-homme.jpg

IMG_3984.jpg

3. Declaración universal de los derechos humanos (1948).

 

 

Anuncios