La Córdoba de los Omeyas

La Córdoba de los Omeyas

nueva-imagen

قرطبة

Córdoba es una de las ciudades más antiguas de España, y está situada a orillas del río Guadalquivir. Siempre ha sido una ciudad especial por el sitio donde se encuentra, que es un importante cruce de caminos. En ella han vivido a lo largo de los siglos diferentes gentes con religiones y cultura variadas.

España, y sobre todo, el Sur, siempre recibió la visita y la invasión de otros pueblos. Los fenicios y griegos vinieron a comerciar; los cartagineses para continuar el comercio y quedarse durante años. Después los romanos convirtieron Córdoba en la capital de la Bética, que era como llamaban al territorio que hoy más o menos es Andalucía. Los visigodos ocuparon el lugar de los romanos hasta la llegada de los ejércitos islámicos.

De todas esas gentes aún conservamos palabras, costumbres, urbanismo o formas que tiene la ciudad, edificios, obras de arte…

A Córdoba llegaron los musulmanes (también llamados islámicos) en el año 715, después de que las tropas islámicas del Califato de Damasco, reino situado al otro lado del Mediterráneo, conquistaran gran parte del norte de África y pasaran a la Península Ibérica. Todo el territorio de la península conquistado por el Islam se llamó al-Andalus, de donde procede la palabra Andalucía.

A mediados del siglo VIII Abdal-Rahmán I, el primer componente de la familia Omeya que reinará en al-Andalus hasta el siglo XI, creó un estado conocido como el Emirato independiente.


Abd al-Rahmán III en el siglo X fundó el Califato (otra forma de gobierno) al adoptar el título de Califa o “Príncipe de los creyentes”. En esta época Córdoba se convirtió en uno de los centros más importantes del mundo. Entonces la parte principal de la ciudad era la Medina o ciudad amurallada donde, además de la mezquita principal, se encontraba el Alcázar o residencia del califa y la corte, zocos y alcaicerías (especie de mercados), baños, otras mezquitas….

El Califato desapareció en el siglo XI a causa de una guerra interna, y al-Andalus se dividió en pequeños reinos llamados Taifas. Después gobernaron dos pueblos que venían del norte de África: los almorávides y los almohades. De todas esas luchas internas se aprovecharon los cristianos del Norte de España para ir conquistando parte del territorio islámico. Así, las tropas cristianas del rey Fernando III conquistaron Córdoba en el año 1236.

En la Córdoba actual quedan numerosas muestras de la antigua ciudad islámica. Se puede encontrar la mezcla de elementos de diversas culturas, siendo conocida como la ciudad de las tres culturas: islámica, judía y cristiana, que convivieron precisamente durante esta época medieval.

Un viaje virtual por la Córdoba Omeya:


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s